TRENDING

martes, 22 de agosto de 2017

INCREIBLES EMPLEOS INFANTILES DE LA ANTIGÜEDAD

Hoy día los derechos de los niños son cosas que nos vienen de manera casi orgánica y sólo en las sociedades más pobres es donde vemos con tristeza como algunos niños tienen que trabajar para vivir, pero esto no siempre fue así, en el pasado las sociedades más industrializadas y avanzadas hacían que los niños trabajaran.  

Hubo dos empleos que tuvieron los niños en la Inglaterra previctoriana que te harán agradecer haber nacido en estos tiempos de derechos humanos, avances tecnológicos y redes sociales.  Estos dos empleos, aunque se ven sencillos, engloban muchos peligros y malas condiciones de trabajo. 
Los empleos infantiles eran bastante duros en la antigüedad
Los empleos infantiles eran bastante duros en la antigüedad




Limpiando chimeneas


Las chimeneas del siglo XVIII en Europa se llenaban de hollín, hasta el punto que dejaban de funcionar bien.  Había que limpiarlas, pero lo malo era que no podía entrar cualquiera en esos diminutos espacios, así que usaban niños.  La paga no era buena pero el trabajo no sólo era riesgoso por las posibles caídas y lesiones
Solo los niños podían entrar en las chimeneas para limpiarlas
Solo los niños podían entrar en las chimeneas para limpiarlas

El hollín era el principal riesgo, meterse a una de esas cosas era como fumarse una cajetilla y media de cigarrillos, un chico podía limpiar hasta diez chimeneas en un turno de trabajo sencillo, así que haz las cuentas.  Afortunadamente la profesión se acabó cuando se armaron huelgas y se introdujo la calefacción eléctrica en el siglo XIX.  


Barrenderos


Barrer calles suena como algo duro, pero no parece demasiado peligroso o nocivo, pero en la Inglaterra de los 1700s si lo era.  Los chico estaban encargados de barrer calles y aunque sólo había barrenderos en los barrios más finos, lo que garantiza gordas propinas, el trabajo tenía sus aspectos malos
Los barrenderos usualmente conseguían ser adoptados por familias adineradas
Los barrenderos usualmente conseguían ser adoptados por familias adineradas


En efecto, estamos hablando de un tiempo en el que no había automóviles, sólo caballos, así que las calles rebosaban de estiércol, además de que los muchachos debían de mover a los caballos heridos fuera de la vía.  De nuevo, las protestas llegaron y muchos de estos adolescentes encontraban adopción entre las más finas casas de Inglaterra, donde la esterilidad era algo más bien común.  ¿No te sientes mejor de que no hay trabajos así hoy día? Comenta y comparte.  

Si te ha gustado el artículo, no olvides que puedes ver muchas más historias interesantes y aterradoras para todos los públicos, visitando Ciencia y Curiosidades o la Matrix Holográfica. Te esperamos.

             Google +    Twitter    Facebook
               INSÓLITO  NATURALEZA  HISTORIA  GRUPO LM
COPYRIGHT ©  Alex Borges
Foto Por Cortesía: taringa.net
Te invitamos a visitar:
Red de Blogs "GRUPO LM"


Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

Publicar un comentario

Suscripción a Newsletter

 
Back To Top