TRENDING

sábado, 2 de septiembre de 2017

BEELZEBUFO: LA RANA DIABÓLICA DE LA PREHISTORIA

Cuando hablamos de la prehistoria y de la era de los dinosaurios, nos imaginamos a estos grandes y poderosos animales gobernando la Tierra, siendo la élite de la escalera evolutiva, teniendo entre sus filas a los depredadores máximos de la era, y poseyendo dominio sobre los demás animales, más pequeños y débiles, a los que sólo les quedaba huir o esconderse. 

Pero la historia no es así del todo, en Madagascar los científicos han encontrado los restos de un animal que se dedicaba, entre otras cosas, a cazar animales chicos, como pequeños dinosaurios o crías de dinosaurios más grandes.  Se trata de una rana… una muy grande


Una monstruosa criatura rondaba la prehistoria
Una monstruosa criatura rondaba la prehistoria

La rana diabólica

Imagina un anuro del tamaño de un gato, de unos 4 o 5 kilos de peso, con una mandíbula expansiva que alcanzaría para tragarse entero a un chihuahua.  Pues ese terrible animal existió en Madagascar hace más o menos 70 millones de años.  Los científicos le han llamado “la rana diabólica” o Beelzebufo.  


Beelzebufo se alimentaba de dinosaurios
Beelzebufo se alimentaba de dinosaurios

El animal medía unos 40 o 45 centímetros, las ranas toro de hoy, que consideramos gigantes, miden unos 17 centímetros.  El animal era de los más grandes de la zona, así que era el depredador máximo y se comía cualquier cosa que llegaba a su territorio, incluyendo dinosaurios pequeños, o crías perdidas.  

Con fuerza

Beelzebufo tenía una mordida atroz, con suficiente fuerza para cortarle un brazo a un hombre adulto.  Básicamente esta rana demoníaca podría matar a un hombre adulto.  Con 2,200 Newtons de fuerza en la mordida - un tigre tiene unos 2,000 Newtons, y un oso negro como 2,400 Newtons de mordida - este animal era terrible de ver en acción
Las mandíbulas de Beelzebufo eran exageradamente fuertes
Las mandíbulas de Beelzebufo eran exageradamente fuertes


Básicamente expandía su mandíbula y aplastaba a su infortunada víctima hasta que se partía en dos o se le quebraban los huesos y moría sofocada, luego procedía a engullir a su presa de manera impune.  Un  terrible y muy raro antepasado de las ranas.  Comenta y comparte. 

Si te ha gustado el artículo, no olvides que puedes ver muchas más historias interesantes y aterradoras para todos los públicos, visitando Ciencia y Curiosidades o la Matrix Holográfica. Te esperamos.

             Google +    Twitter    Facebook
               INSÓLITO  NATURALEZA  HISTORIA  GRUPO LM
COPYRIGHT ©  Alex Borges
Foto Por Cortesía: taringa.net
Te invitamos a visitar:
Red de Blogs "GRUPO LM"


Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

Publicar un comentario

Suscripción a Newsletter

 
Back To Top