TRENDING

miércoles, 6 de septiembre de 2017

¿POR QUÉ LOS LAPICES SON AMARILLOS?

¿Quién no ha agarrado un lápiz número 2? Los lápices son uno de los emblemas del mundo académico, una cosa rutinaria en escuelas, universidades, clases de maestría y por supuesto en oficinas contables y dependencias de gobierno, están por todos lados y son sinónimo de hacer números y cuentas, usas el lápiz porque sabes que te vas a equivocar y seguro vas a usar el borrador.  

Lo visualizamos inmediatamente con  su forma alargada, algunos son redondos y otros tienen un corte hexagonal, delgados y con un borrador en un extremo y el grafito afilado en el otro, listos para usarse, su color amarillo es lo que los distingue… pero ¡Espera! ¿Te has detenido a preguntarte por qué son amarillos? 
¿De donde viene la idea de pintar los lapices de color amarillo?
¿De donde viene la idea de pintar los lapices de color amarillo?



Un poco de historia


Responder esta pregunta nos va a llevar de vuelta a 1889 cuando los lápices se habían comercializado en el mundo occidental, los chinos ya habían usado el grafito para escribir muchos siglos antes y era algo rutinario para ellos, pero en occidente, los lápices eran cosa novedosa
Los de la idea fueron los de Hardtmuth
Los de la idea fueron los de Hardtmuth

 Usualmente se les dejaba un pulido natural, pues eso demostraba que no tenían imperfecciones en el corte y tallado de su madera, los lápices de mucha menor calidad se pintaban de colores oscuros para disimular esto.  Hardtmuth era la mejor marca de lápices en la época, pero tenían un problema, eran idénticos a los demás, entonces se les ocurrió pintar su producto de un tono amarillo característico.  


¿Por qué amarillo? 


Sigo sin contarte la causa y me disculpo, pero el preámbulo era necesario.  Hardtmuth decidió usar un tono de amarillo muy particular, el de la casa imperial china.  En China, este tono de amarillo es el color del Emperador y de su familia, por tanto, con esto la marca evocaba que su grafito venía de China, donde se consigue aún el mejor grafito del mundo. 
La idea era la de emular el amarillo imperial de china
La idea era la de emular el amarillo imperial de china


Aunque ellos fueron los primeros, las demás marcas pronto empezaron a imitarlos ya nombrar sus lápices con títulos orientales, para implicar que su grafito también era chino, pero sólo dos marcas podían rivalizar con la calidad de Hardtmuth, Faber y Dixon Ticonderoga.  Hoy día este amarillo lo llevan los lapices Faber con mucho orgullo, y relata una historia de realeza imperial y competencia industrial.  Comenta y comparte. 

Si te ha gustado el artículo, no olvides que puedes ver muchas más historias interesantes y aterradoras para todos los públicos, visitando Ciencia y Curiosidades o la Matrix Holográfica. Te esperamos.

             Google +    Twitter    Facebook
               INSÓLITO  NATURALEZA  HISTORIA  GRUPO LM
COPYRIGHT ©  Alex Borges
Foto Por Cortesía: taringa.net
Te invitamos a visitar:
Red de Blogs "GRUPO LM"


Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

Publicar un comentario

Suscripción a Newsletter

 
Back To Top